10 Janeiro 2010

Comments

0
 Janeiro 10, 2010
 0
Category CEIRI na Mídia

aeDiretor do CEIRI, Dr. Marcelo Suano, concedeu entrevista à Revista América Economia sobre a conjuntura brasileira no cenário internacional.

CEIRI na Revista América Economia. Brasil, potencia. A partir de 2011, el nuevo líder de Brasil descubrirá que el prestigio y poder crecientes de Brasil no son gratuitos ni están asegurados. Si bien es posible que parte de lo logrado se mantenga simplemente, como dijo el canciller Celso Amorim hace unos días en una emisión radial, “porque dejamos de tener aquella actitud timorata de pedir permiso para todo lo que queríamos hacer”, tal vez se haga imposible continuar con la política de ser un gigante amigo de todos. De hecho, Lula ha visto que su carisma no pudo contrarrestar del todo la molestia en Washington por su acercamiento a Irán.

¿Acaso no es peligroso empezar a intervenir en temas candentes como el del régimen teocrático iraní y su plan nuclear? “Claro que es peligroso. Por eso debemos estar atentos a la continuidad que Brasil le dará a esa relación”, opina Marcelo Suano, director del think tank brasileño CEIRI, especializado en relaciones internacionales. Para él, la motivación inicial del romance con Irán tuvo “un interés claro: mostrar al mundo su independencia diplomática y que puede aproximarse a cualquier país”. Pero, especifica, “debe dejar muy claro para los brasileños cuáles son los intereses de esta asociación”. Porque, como otros países democráticos con la capacidad y el poder de llevar su influencia más allá de sus fronteras, los herederos de Lula descubrirán que la política exterior puede ser también el origen de la popularidad o impopularidad interior. Para Brasil se trata de una realidad nueva. De todas formas, con respecto a Irán no es probable que haya mucho más ruido: “No creo que en caso de una victoria de José Serra, Brasil continuaría esta relación con Irán”, augura Suano. “Hay informaciones bastante consistentes de que Dilma Rousseff no quedó satisfecha con la venida de Ahmadinejad a Brasil”. (…)

De todas formas, el liderazgo de Brasil podría encontrar una triste prueba de fuego mucho más cercana. Cada vez parece más cierta la posibilidad de que un Hugo Chávez y un Álvaro Uribe, eternizados en sus cargos vía reelecciones y con una visión militarista de la política, terminen enredados en un enfrentamiento armado fronterizo. Será una prueba para Brasil impedirlo o moderarlo si llega ocurrir.

Ver artigo completo em: http://sudafrica2010.americaeconomia.com/notas/huerfanos-de-lula

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

This template supports the sidebar's widgets. Add one or use Full Width layout.